Historias inconclusas

Me desperté un pequeño rayo de luz atravesaba la cortina, todo era igual desde hace 7 años, el mismo cuarto, mi esposa a mi lado, y frente a mi ese horrible cuadro que ella insistió que compráramos, me levante intentando no despertarla, pero mi meta no fue lograda, ella despertó, lo primero que me pregunto fue
-que te pasa
-Nada, le dije
– y porque te despiertas tan temprano y en domingo?
-nose de repente se me quito el sueño
-quieres que te prepare un café
-no así esta bien tu vuelve a dormir.
Así era ella siempre preocupada por mis necesidades, a veces demasiado, hay días en que quisiera que se fuera a distraer a hacer cosas que las mujeres suelen hacer, que hablara con sus amigas, pero por otra parte me encantaba toda esa atención que me daba.

(revisando mi antiguo corro me encontre con este pequeño fracmento de una historia, la cual despues de escribir esta parte en computadora lo demas lo segui escribiendo en una libretita, ya llevo varias paginas, pero aun no se cuando la terminare)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s